La Educación como herramienta para romper el círculo de la pobreza y la criminalidad.

Con el fin de romper ese círculo, es importante para los presos no ser excluídos, sino recibir ayuda. Es importante que aprendan a ver sus propias capacidades y de esa manera descubrir que el tener poder sobre los demás no es necesario para poder ser “alguien”. Ellos aprenden a tomar decisiones positivas y a podrán ofrecer un hogar más cálido a sus hijos del que ellos mismos recibieron.

También para ellos, esta capacitación de desarrollo personal puede ofrecerles una vida mejor.

Paulus Maria Marfurt y sus colegas ofrecen consejería a presos en su reinserción a la sociedad. Los prisioneros son a menudo personas que, debido a la pobreza y la falta de autoestima, se hicieron adictas a las drogas, lo que les llevó a la criminalidad. Con cursos de desarrollo personal y consejería personal, les apoyan para que puedan ocupar nuevamente su lugar en la sociedad, lo que conlleva a vivir una vida plena y positiva.

Experiencias

Vivimos y trabajamos con personas que hablan el Pidgin o un inglés sencillo. Muchos de ellos son adictos a las drogas. Todos fueron a la escuela por un período corto, pero pronto pusieron en contacto con la marihuana, la cual se cultiva fácilmente en Papua Nueva Guinea. A esta se le conoce internacionalmente como el “oro de PNG”. La fuman, intentan hacer tratos con ella o intercambiarla por armas. Comienzan a beber y a participar en ataques armados. ¿Qué más pueden hacer? Para ellos parece ser que no hay trabajo ni un futuro. Al hacerse adictos a las drogas, ellos son expulsados de su comunidad. Sus vidas parecen no tener sentido. Nosotros tratamos de encontrar a estas personas y brindarles formación PRH…

Hasta la fecha, 40 de ellos han cambiado su vida totalmente. Ellos se han involucrado como voluntarios. Se han reintegrado a sus comunidades y todos hablan de la manera en que PRH les ha ayudado a cambiar sus vidas.

Han encontrado una nueva vida, gracias a PRH, al igual que su autoestima y la felicidad. Tratamos de acompañarlos en sus vidas. Por supuesto, algunos de ellas vuelven a fumar y beber, pero continúan volviendo y aprenden a volver a ponerse de pie. Ya no pierden la esperanza.

Seis cursos han sido traducidos a Pidgin, y la mayoría de los otros cursos al inglés. Realmente apreciamos sus donativos, los cuales ayudan a traducir el material y nos gustaría expresarles nuestro agradecimiento.

Papoea
¿Cuánto cuesta este proyecto?

El costo de este proyecto es de aproximadamente 1000 € por año.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search