El Congo es un país gigantesco con una problemática muy compleja de pobreza y una larga historia de explotación humana. Los servicios sociales son inexistentes. Afortunadamente existen muchas organizaciones (pequeñas muchas de ellas) que tratan de ayudar a la población.

PRH es una de ellas. Dos formadoras congoleñas ofrecen a la gente una ayuda psico-pedagógica en forma de cursos y, en caso necesario, un acompañamiento individual complementario. También tratan de colaborar con otras organizaciones a fin de ayudar de forma más eficaz a las personas cuyas condiciones de vida son a veces muy complicadas.

Por ejemplo, trabajan con el Centro Bana Poveda, una casa de acogida para 40 niños de la calle, que fueron a parar a la calle por diferentes razones. Estos niños son educados aquí, reciben una educación y si es posible se les devuelve a sus familias. Los mayores tienen la posibilidad de aprender un oficio y se les acompaña para que puedan volar con sus propias alas cuando se vayan del centro. PRH tienen un papel en esta formación.

Uno de los acompañantes nos cuenta: “Aparte de la formación práctica, estos jóvenes reciben también una formación psicológica. Una formación sobre temas éticos y sobre el desarrollo personal. Para esta formación acudimos a PRH. Los jóvenes aprenden a descubrir quienes son, con sus cualidades, sus defectos, y sus heridas. Es a través de las heridas que aprenden a ponerse en pie. Las formaciones prácticas y psicológicas van de la mano. El descubrimiento y el desarrollo de sus competencias hacen crecer a las personas y les posibilita un futuro. Esto da mucha esperanza”.

Esperanza, un joven del centro que se ha formado como zapatero, lo confirma: “De hecho, yo no sabía quien era en lo profundo de mí. Gracias a la formación PRH pude descubrir lo que soy y tomar conciencia de mis capacidades sociales, como vivir mejor junto a otros. Ahora puedo compartir lo que vivo con esos otros. Esto ha dado mucho más valor a mi vida .“

Como el centro dispone de medios económicos muy limitados, no se puede pagar a los formadores conforme a su trabajo, además de cubrir los costos del curso. Por eso no se puede garantizar la continuación de los mismos.

Congo Kinshasa – Una formación para ex-niños de la calle
¿Cuál es el costo de este proyecto?

Para sostener económicamente este proyecto prometedor, os pedimos ayuda.
El costo de un curso (para unos 20 jóvenes) es de € 250,-
El ciclo completo se compone de 6 cursos repartidos en dos años. Son € 1500,- en total.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search